Nutrición

El desayuno ideal

El Desayuno es la comida más importante del día.
Después de una noche de sueño, el organismo requiere nutrientes provenientes de una seria de alimentos, para contar con la energía y el buen humor necesario para emprender exitosamente cada día.
En general, muchos de nosotros iniciamos nuestras actividades diarias tomando simplemente una taza de café, comiendo pan con manteca, unas medias lunas ó, simplemente, sin desayunar nada.

Saltearse el desayuno o hacerlo mal, trae consecuencias perjudiciales para nuestro organismo, ya que es justamente en esas horas del día cuando necesitamos más energía para actuar con vitalidad. La primer comida, el desayuno, debe proporcionar el 25 por ciento de los requerimientos nutricionales diarios, ya que está comprobado que cuando el aporte es menor, nuestras funciones del cerebro disminuyen, predisponiéndonos a la irritabilidad, la baja concentración y fallas de memoria.

¿Porque el desayuno es la comida más importante del día?
Porque es la primera comida que hacemos, después de estar más de 8 horas sin ingerir alimento.
El reposo nocturno implica una alta actividad metabólica, (reparación de tejidos y fabricación de millones de células para distintos órganos entre otras funciones).

Al despertarnos, nuestro cuerpo necesita reponer nutrientes, un combustible de excelente calidad, ¿en vez de eso que le damos?: Café, mate, leche, con tostadas, manteca, mermelada ó media lunas ó en el peor de los casos nada, o simplemente un cigarrillo.

Un buen desayuno tiene que brindarle a nuestro cuerpo
: proteínas, fibras, vitaminas y otros nutrientes.
¿Pero qué ocurre cuando no desayunamos?
No desayunar implica: prolongar el ayuno fisiológico, menor energía para consumir durante el día, menor rendimiento físico e intelectual, ataques de hambre, tendencia a comer de más y aumento de peso.
¿Y el desayuno basado en carbohidratos?
Consumir carbohidratos simples al iniciar la mañana
(cereales con azúcar, harinas, tostadas, bebidas azucaradas) causan un inmediato aumento de la insulina en la sangre. Esta insulina elimina el excedente de azúcar convirtiéndola en grasa. El resultado una caída drástica de los niveles de azúcar en sangre, y eso genera un deseo de más carbohidratos. Si esta tendencia se convierte en hábito aumenta el riesgo de obesidad, diabetes e hipertensión arterial.

Desayuno basado en proteínas
Este tipo de desayuno, provee a nuestro cuerpo, todos los nutrientes vitales y abundantes de energía sin elevar los niveles de azúcar en sangre más allá de lo normal ni provocar una exagerada reacción de la insulina.
Ayuda a evitar la dependencia de carbohidratos

Programa de Desayuno Herbalife
Desayuno Básico
Desayuno Avanzado
Desayuno Completo

Si desea adquirir cualquiera de éstos programas puede contactarse con nosotros desde aqui